La llegada de un cachorro a casa

La llegada de un cachorro a casa

Adoptar un perro es un gran evento para la familia. Cuando estamos seguros de querer tomar esta decisión (¡lo que nos involucra durante varios años!), También debemos estar listos para recibirla en casa.

Aquí hay algunos consejos para asegurarse de que todo vaya bien con la llegada del mejor amigo del hombre.

Qué hacer cuando el perro recién adoptado entra a casa la primera vez

  • Haga que orine afuera antes de entrar a la casa;
  • Déjalo explorar sin perturbar;
  • Si hay otro animal allí, déjelos comunicarse interviniendo solo en caso de peligro;
  • Para acostumbrarlo a su jaula, colóquelo y déjelo llorar, si tiene que llorar. Cuando él se detiene y se calma, solo entonces puedes sacarlo. Debe entender que no es llorar lo que le da su libertad, sino guardar silencio.
  • Establezca sus reglas desde el principio: repita las instrucciones con un gesto, sin castigar. El castigo enfatiza al animal. Si, por ejemplo, no quieres que coma en el cuenco del otro perro, quédate con él y apágale suavemente hasta que pierda interés en comida que no es suya.

Recuerde en todo momento durante el proceso educativo que para un perro, los gestos son 100 veces más importantes que las palabras o el castigo. Y cuando decimos los gestos, no son las cintas y los golpes, sino los gestos del cuerpo, como bajar la mano para que se vaya a la cama, estirar la mano para empujar suavemente, detener una mal comportamiento …

El primer examen veterinario

Adoptar un cachorro es como convertirse en padres primerizos. Para asegurarse de que su cachorro esté sano y para prevenir las enfermedades que pueda desarrollar durante su vida, es importante consultar al veterinario días después de su adopción.

El veterinario examinará al cachorro por:

  • Vea si tiene pulgas o ácaros del oído.
  • Verifique si hay soplo cardíaco, hernia umbilical u otras enfermedades congénitas.
  • Sugiera un análisis de sangre si sospecha la presencia de otras enfermedades.
  • Asegúrese de que ha recibido las vacunas necesarias y establezca un nuevo cronograma de vacunación.

Recuerde traer las heces de su cachorro durante este primer examen para detectar la presencia de gusanos intestinales y tratarlos lo antes posible. Su veterinario también puede administrar un desparasitante para la prevención.

Finalmente, tómese el tiempo para comprender completamente los buenos hábitos que debe adoptar para mantener la salud y el bienestar de su compañero canino. El veterinario puede darle consejos valiosos sobre cepillarse los dientes, limpiar orejas y cortar las uñas. Recuerde, cuanto más joven se vuelva un cachorro, más tolerante será con estas manipulaciones.

En conclusión: una simple visita al veterinario puede ahorrarle muchos problemas.

Entonces, ¿por qué esperar?

El kit de inicio

Dependiendo de la hora del día, su perro querrá jugar, descansar, comer, dormir o hacer ejercicio. Aquí está la lista de accesorios básicos que necesitará para comenzar su vida en el hogar:

  • Un collar plano
  • Una correa
  • Una jaula adaptada al tamaño del perro
  • Cuencos
  • Un cojín
  • Juguetes: huesos de plástico, cuerdas para disparar, etc.
  • Un cortador de garras
  • Cepillo y pasta de dientes para perros
  • Un cepillo (si es necesario)
  • Comida para perros y golosinas

¿Qué es arreglarse?

La preparación se conoce generalmente como "arreglo personal". Pero "aseo" también es un término usado para referirse a varios tratamientos básicos, como cepillarse el cabello, cortar garras, limpiar las orejas, etc.

Dependiendo de las características de cada perro, el cuidado y la frecuencia de la preparación pueden variar. Un perro con una piel arrugada, por ejemplo, necesitará limpiarse los ojos o los oídos con más frecuencia que otro perro. Otros perros requerirán cepillado diario.

Pregúntele a su veterinario para el cuidado de la raza específica y use a su cachorro tan pronto como sea posible para evitar problemas que puedan ocurrir más tarde.

Conviértete en una familia de acogida para MIRA

Obviamente, existen alternativas que le permiten vivir la experiencia de educar a un cachorro y disfrutar de su presencia durante un tiempo en su vida sin convertirse necesariamente en el propietario. Esta experiencia puede realizarse si cumple con los requisitos para convertirse en una familia anfitriona.

Desde 1981, Mira persigue el objetivo de aumentar la independencia de las personas con discapacidad y promover su integración social brindándoles perros entrenados y desarrollados para satisfacer sus necesidades de adaptación y rehabilitación.

Actualmente, nacen más de 300 cachorros cada año en el vivero MIRA. Los cachorros viven en la guardería con sus madres hasta que tienen 9 semanas de edad.Cada cachorro se confía a una familia anfitriona que se encargará de él y lo socializará durante el primer año de su vida.

La misión de una familia de acogida es socializar al cachorro para prepararlo para una guía de perros o un perro de servicio. La socialización implica criar al cachorro para que se comporte bien en el hogar y regularmente lo expone a diversos entornos (principalmente urbanos y sociales) en los que será llamado a trabajar. También puede adoptar un perro MIRA al final de la vida.

Para conocer los requisitos de MIRA para convertirse en una familia de acogida, visite su sitio web.

El equipo de Master en casa

Me gusta esta publicación? Por favor comparte con tus amigos:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: