Las mujeres corren un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos sin dolor

Las mujeres corren un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos sin dolor

Los ataques cardíacos a veces ocurren astutamente sin un dolor de pecho típico. Sin embargo, los estudios han demostrado que este tipo de infarto afecta más a las mujeres que a los hombres.

De acuerdo con estas observaciones, los investigadores científicos tenían como objetivo alertar y educar a los profesionales de la salud y los médicos en la atención de emergencia, debido a la ausencia de estos síntomas, como el efecto de la presión a nivel de el tórax, por ejemplo, evita el diagnóstico rápido de infarto de miocardio, principalmente en mujeres menores de 55 años. El riesgo de muerte aumenta.

La investigación que dice volúmenes

La investigación realizada en 1000 pacientes menores de 55 años confirma este fenómeno. En este grupo de edad, casi una de cada cinco (19%) mujeres con infarto de miocardio no experimentó dolor en el pecho. Para hombres en el mismo grupo, la frecuencia es 14%. En los Estados Unidos, esta proporción alcanza el 33%, para ambos sexos combinados. Y el muestreo es vasto: más de un millón de casos se han evaluado en 12 años.

El umbral del dolor, diferente en hombres y mujeres, podría explicar el fenómeno.

Estos mismos estudios han confirmado que los ataques cardíacos indoloros no son menos graves que los ataques cardíacos acompañados de dolor en el pecho, la sensación de presión se extiende desde la mandíbula hasta el brazo en el lado izquierdo.
Según los cardiólogos, es imprescindible comprender que cuanto más rápido se diagnostica el diagnóstico de infarto de miocardio, mayores son las posibilidades de detener la necrosis del músculo cardíaco.

Los síntomas no deben ser descuidados

En este contexto, también es importante prestar atención a los otros síntomas que a menudo se asocian con la crisis. Estos signos producen debilidad física general, sofocos combinados con sudores fríos y dolor difuso en la mandíbula, el brazo y el hombro izquierdo.

Las personas con estas diferentes manifestaciones físicas deben ir inmediatamente a la sala de emergencias. Este tipo de enfermedad no se sospecha en mujeres jóvenes porque se cree que tienen menos riesgo. Sin embargo, otros factores como la obesidad, la presión arterial alta, el tabaquismo y el estilo de vida en general pueden provocar infarto de miocardio en mujeres más jóvenes.

Se aconseja a estas mujeres que busquen atención médica con prontitud si experimentan dolor agudo o inusual, especialmente si tienen los factores de riesgo mencionados anteriormente.

¿Cómo explicar la diferencia entre hombre y mujer?

El dolor en el pecho, que ocurre durante el infarto, indica que el corazón siente dolor y que ya no recibe el oxígeno necesario. Nos preguntamos sobre las víctimas, especialmente las mujeres jóvenes, que no sienten incomodidad.

Otra investigación, aunque menos clara, ha demostrado que los pacientes con diabetes, una enfermedad que ataca los nervios, tenían más probabilidades de no sentir dolor durante un ataque cardíaco. Pero estos estudios aún no explican la diferencia entre hombres y mujeres. Esto se considera al explicar que las mujeres tienen un umbral de sensibilidad diferente al de los hombres. Sin embargo, por el momento es solo una hipótesis sin una explicación científica.

En otras palabras, ¡el infarto no es solo un asunto de hombres! En las mujeres, los diabéticos y los ancianos, los signos alarmantes pueden incluir dificultad para respirar, náuseas o vómitos, pellizcos en el pecho, la espalda o el abdomen. Al final, los hombres sentirán verdaderos dolores mientras que las mujeres percibirán especialmente un sentimiento de opresión a nivel del tórax.

El falso ataque al corazón

El dolor y las pruebas intensas realmente pueden romper el corazón. Los cardiólogos han tomado esta expresión durante un falso infarto llamándolo "síndrome del corazón roto". Este fenómeno afecta especialmente a las mujeres menopáusicas que están muy cerca de sus emociones. Todos los síntomas de la crisis real se sienten luego sin causar ningún daño real al músculo cardíaco. En un vocabulario más científico, esta incomodidad se identifica como cardiomiopatía por estrés.

Antes de acudir innecesariamente al servicio de urgencias, es posible establecer las diferencias entre el ataque de pánico y el infarto; son sutiles, pero identificables. El dolor torácico del infarto se mantiene y se concentra en el centro del tórax. Este dolor es persistente y aumenta durante el ejercicio y luego disminuye en reposo. También se extiende a las partes izquierdas del cuerpo. Con respecto al ataque de pánico, la incomodidad del pecho será breve y estará acompañada de sacudidas y latidos cardíacos irregulares. Estos síntomas desaparecen con ejercicios de relajación y respiración.

Todos estos estudios tienen un impacto directo en la atención de la salud y en los profesionales de atención de emergencia porque ayudan a evaluar y tratar el infarto de miocardio de manera adecuada y rápida, ¡sabiendo que cada segundo cuenta!

Jacinthe Dompierre, editor Canal Vie

Me gusta esta publicación? Por favor comparte con tus amigos:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: