Cómo actuar con niños deportistas de alto nivel

Cómo actuar con niños deportistas de alto nivel

Ha inscrito a su hijo en sus primeras clases de deportes de tres años, ha perseverado y se ha convertido en una de las mejores esperanzas en su categoría. ¿Cómo animarlo a continuar en su deporte sin presionarlo? ¿Qué actitud adoptar como padre?

Apuesta en el juego

Cuando su hijo es pequeño e incluso cuando está creciendo, es importante presentarlo a la actividad como un juego. Debe sentir que la práctica del deporte es ante todo un pasatiempo donde puede gastar su energía y donde puede divertirse Obviamente, puedes alentarlo, pero nunca debes olvidar preguntarle si se divirtió durante su actuación.

Acompañe a su hijo

Tu presencia es importante para tu hijo. Usted es la persona que le ofrece el asesoramiento que necesita y que lo acompaña en su entrenamiento. En el acto, observa su comportamiento y puede comprender mejor su nivel de interés en el deporte, sus puntos fuertes y sus debilidades. Si le gusta practicar su deporte, anímelo a mejorarse a sí mismo, pero siempre recuérdele que debe disfrutarlo.

Como padre, usted también está allí para ayudarlo a comprender el respeto que le debe a sus entrenadores y la importancia de escuchar sus consejos. También eres la mejor persona para enseñarle a no desanimarse, perseverar y esforzarse para alcanzar niveles más altos.

Durante la competencia

Nunca debe olvidar que este es su hijo y no usted. Si él compite, debes asegurarte de que eso es lo que quiere y alentarlo sin presionarlo demasiado rápido. Empujarlo demasiado lejos podría disgustarlo y llevarlo a renunciar al deporte que ama. Incluso durante las competiciones, su hijo debería disfrutar practicando deportes.

Deja que los entrenadores hagan su trabajo

Al estar en un equipo de alto nivel, su hijo será supervisado por un entrenador. Él está en la mejor posición para aconsejarlo sobre su desempeño. Depende de él y no decirle si pudo haber hecho las cosas de manera diferente o qué debería cambiar para mejorarse a sí mismo. Tu papel como padre es estar allí para apoyarlo moralmente.

Recordar la importancia de la capacitación

Si a su hijo adolescente se le eleva a un nivel alto, le gusta su deporte, pero decide perderse el entrenamiento del sueño o los videojuegos, su papel como padre es recordarle la importancia del entrenamiento. su progresión. Sin darle ningún orden, es para que empuje su pensamiento y tome conciencia de las decisiones que toma. El joven debe asumir la responsabilidad y darse cuenta por sí mismo lo que significa perder un entrenamiento. Solo él sabe cuánto quiere mejorar su rendimiento y progreso en el deporte.

incentivos

Cuando su hijo comienza a involucrarse en un deporte, nada puede predecir si será bueno o no, y la práctica siempre es necesaria para mejorar un talento innato. Aliéntelo sin hacerlo sentir obligado. Obviamente, la línea es fácil de cruzar entre el estímulo y la presión. Para ser positivo, apuesta por lo que tu hijo ha hecho bien. Evite decirle lo que pudo haber hecho, no es su papel como padre, es del entrenador. Buenos resultados o no, lo importante es preguntarle si se divirtió. Si está decepcionado con su resultado, pregúntale si ha hecho lo mejor que ha podido. Si él dio todo lo que tenía que dar, solo puedes estar orgulloso de él. No olvides que los jóvenes ejercen mucha presión, y agregarles es inútil. No le digas de lo que es capaz, solo él conoce sus habilidades.

Respeta la voluntad

Debe tener cuidado de no querer más que su hijo. Puede que le guste mucho este deporte, le parece bueno y le gustaría que funcione, pero esa es su vida. Es su sueño y debes alentarlo a hacerlo sin tomar decisiones por él.

El post-carrera

El entrenamiento de alto nivel requiere mucho tiempo. Cuando alcanza un cierto nivel, su hijo tiene que entrenar ocho horas al día, todos los días. Es muy exigente y, a veces, es difícil combinarlo con estudios. Además, los atletas se enfrentan rápidamente a una elección: continuar sus estudios al mismo tiempo que su formación o tomarse un descanso para dedicarse exclusivamente a su carrera deportiva. Sabiendo que la carrera del atleta a menudo termina a los 30 años y que su hijo tendrá que hacer algo más después, debemos evaluar las consecuencias de una u otra opción.

Cuando llega el momento de que su hijo tome una decisión de este tipo, es importante hablar con él. ¿Qué tan importante es el deporte en la vida de uno contra la carrera post-deportiva? ¿Cuál es su objetivo? ¿Tiene talento y resultados lo suficientemente fuertes como para ayudarlo a alcanzar sus metas? ¿Está en la cima de su carrera? Para los atletas con alto potencial y que cumplen con los criterios anteriores, puede ser tentador enfocarse en la carrera deportiva porque tiene un final y es ahora o nunca. Tendrá que elegir su carrera profesional cuando se retire de la vida deportiva.

Para otros atletas, aunque también son buenos, la decisión lógica es continuar sus estudios, incluso si solo toman un curso por sesión.Obviamente, para estos atletas, el horario está ocupado y la fatiga puede afectar su rendimiento académico como atletas.

Independientemente de lo que su hijo quiera hacer, discuta con él, hágale comprender los aspectos positivos y negativos, y explique la importancia de elegir para estar orgulloso de él al final.

Tenga en cuenta que para cada deporte, hay una Guía de desarrollo del atleta a largo plazo, que puede guiarlo en cuanto a qué hacer con su hijo.

Marie-Christine St-Hilaire, editora Canal Vie

Me gusta esta publicación? Por favor comparte con tus amigos:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: